Qué es la Ansiedad Patológica y Como Curarla Naturalmente?

En las sociedades avanzadas modernas, esta característica innata del hombre se ha desarrollado de forma patológica y conforma, en algunos casos, cuadros sintomáticos que constituyen los denominados trastornos de ansiedad, que tiene consecuencias negativas y muy desagradables para quienes lo padecen. Entre los trastornos de ansiedad se encuentran las fobias, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de pánico, la agorafobia, el trastorno por estrés postraumático, el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de ansiedad social, etc.
curar ansiedad naturalmente
En el caso del trastorno de ansiedad generalizada, la ansiedad patológica se vive como una sensación difusa de angustia o miedo y deseo de huir, sin que quien lo sufre pueda identificar claramente el peligro o la causa de este sentimiento. Esta ansiedad patológica es resultado de los problemas de diversos tipos a los que se enfrenta la persona en su vida cotidiana, y sobre todo de sus ideas interiorizadas acerca de sus problemas.

La ansiedad se presenta con frecuencia en pacientes celíacos o con sensibilidad al gluten no celíaca,4 ·5 ·6 que puede constituir su única manifestación y, por lo general, mejora con la dieta sin gluten.7 ·8 ·9 ·10 ·11 Asimismo, se ha descrito en ambas una mayor prevalencia de fobia social y trastorno de pánico.6 ·12 ·13 En un reciente estudio británico (año 2007) se comprobó que la ansiedad y la depresión fueron de los síntomas más frecuentes por los que los pacientes acudieron a consulta durante los años previos a ser diagnosticados de enfermedad celíaca.

La ansiedad normal se presenta en episodios poco frecuentes, con intensidad leve o media y de duración limitada, ante estímulos previsibles y comunes y con un grado de sufrimiento y limitación en la vida cotidiana acotada. En cambio la ansiedad a niveles patológicos se caracteriza por sucederse en episodios reiterativos, de intensidad alta y duración excesiva, con alta y desproporcionada reactancia a la amenaza, provocando gran sufrimiento y notable interferencia en la vida diaria.

¿No sabes qué hacer ante un ataque de ansiedad? ¡No pienses en una pastilla y toma nota de estos recursos naturales!

1. Camomila. En un momento de angustia una taza de camomila será una gran ayuda para calmarte. Algunos de sus componentes (matricaria recutita) se unen a los mismos receptores que fármacos como el Valium. También puedes tomar un suplemento de Camomila junto con la infusión en caso de que necesitarás una dosis más concentrada del relajante.

2. Ejercicio. Es seguro, bueno para el cerebro y un poderoso antídoto para la depresión y la ansiedad. Si practicas ejercicio de modo regular tendrás una autoestima más fuerte y te sentirás más feliz. Una de las mayores causas de angustia y ansiedad es la preocupación sobre la salud y la enfermedad, unas dudas que se disipan como por arte de magia cuando se practica algo de deporte.

3. Lavanda. El aroma de la lavanda funciona como un antiinflamatorio emocional. Se ha comprobado en estudios con pacientes griegos que esperaban en la antesala de la consulta del dentista donde eran calmados con aromaterapia de lavanda. Otro estudio alemán demostró la eficacia de una píldora de lavanda para reducir los síntomas de ansiedad en personas con un Trastorno de Ansiedad Generalizado. La lavanda fue tan efectiva como el ansiolítico conocido como Lorazepam.

Finalmente te recomendamos revises aquí el mejor tratamiento natural para curar la ansiedad.

Share
Esta entrada fue publicada en ansiedad patológica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *