Consejos para prevenir y tratar la ansiedad

Todos hemos sentido esa sensación de agitación, inseguridad o miedo en algún momento de nuestra vida. Dejando aparte los casos que exigen tratamiento psiquiátrico, te proponemos algunos remedios naturales para controlar los estados de ansiedad antes de que se conviertan en algo patológico.

La ansiedad, que se manifiesta la mayoría de las veces como una sensación de insatisfacción, agitación, inseguridad, miedo…, síntomas casi siempre sin causa aparente, puede ser de dos clases:
prevenir ansiedad
. Depresiva, cuando va asociada a cansancio, desinterés, ganas de llorar sin motivo aparente.
. Hiperactiva, cuando está acompañada de agitación y actividad frenética.
Casi siempre lleva asociados síntomas psicosomáticos o sensaciones físicas como taquicardia, sudoración, dolor en el pecho, colitis, disturbios respiatorios y el típico nudo en la garganta, una sensación de que tienes algo en la garganta que te hace dificil respirar, hablar o comer. También puede haber insomnio, dificultad para concentrarse, desinterés sexual y cansancio

Causas
Casi siempre las crisis de ansiedad aparecen después de un periodo de grandes tensiones emotivas, de problemas graves, de cansancio físico o mental o de la típica sobrecarga que dan los problemas sin resolver.
También existen factores constitucionales de caracter que pueden determinar que las personas sean más ansiosas. El estilo o forma de vivir, también pueden determinar una mayor propensión a la ansiedad: vivir por encima de las posibilidades económicas cargándose de deudas, trabajar más de lo necesario, usar las horas de ocio en actividades estresantes y competitivas,….

Terapias naturales
La medicina tradicional trata la ansiedad con ansiolíticos, somníferos, y otros fármacos que además de otros efectos secundarios, crean dependencia y muchas veces no hacen más que tapar la verdadera causa de la ansiedad.
Sin embargo, las terapias naturales utilizando complementos que abastezcan al organismo de la energía que necesita y sobre todo de las vitaminas y los minerales deficitarios, permite devolverle al organismo el equilibrio eliminando o reduciendo los síntomas de la ansiedad.
1. Dormir adecuadamente es un hábito recomendable como coadyuvante a los tratamientos porque favorece la producción de hormonas y sustancias relacionadas con el buen estado de ánimo como la serotonina, mientras que la falta de descanso disminuye su producción acusando significativamente los síntomas.

2. No abusar de alimentos y bebidas excitantes como el alcohol o el café e incluso suprimirlos completamente en los casos que indiquen una clara predisposición a la sensibilidad de su administración.

3. Practicar ejercicio físico para incrementar la resistencia a la fatiga y al estrés, pues está demostrado que las personas que practican alguna actividad de manera regular aunque tan sólo sea caminar durante media hora diaria son menos propensos a tener episodios de ansiedad y cuando se producen precisan de menor tiempo en su recuperación.

4. Cuidar la alimentación, pues también se ha comprobado que los aditivos alimentarios que forman parte de las comidas procesadas influyen en el estado anímico de personas sensibles favoreciendo el desarrollo de patologías psicológicas como la ansiedad.

5. Practicar algún hobby o actividad recreativa en la que ocupar parte del tiempo libre haciendo algo en lo que se disfrute manteniendo al margen los sentimientos negativos es otra recomendación a tener en cuenta.

6. Participar en grupos de apoyo puede resultar de ayuda a los afectados independientemente de que dispongan de asistencia profesional y familiar, pues compartir experiencias con otras personas que atraviesen la misma situación puede contribuir a evaluar el propio caso desde otra perspectiva y afrontarlo con una actitud más optimista.

Revisa aquí el mejor tratamiento natural para curar la ansiedad.

Share
Esta entrada fue publicada en prevenir ansiedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *