6 Remedios Caseros para Curar la Ansiedad

La tensión, la ansiedad y el estrés son casi inevitables con las vidas ocupadas y competitivas que hoy estamos viviendo. Por otra parte, algunas personas son naturalmente más propensas al nerviosismo y la ansiedad que otras.

Otros factores que contribuyen a este problema incluyen la depresión, trastornos del sueño, deficiencias nutricionales, la nicotina, trastornos suprarrenales, trastornos de la tiroides y ciertos medicamentos.

Algunos síntomas comunes de la ansiedad son el miedo, aprensión, inquietud, dolor de cabeza, palpitaciones, falta de aire, dificultad para conciliar o mantener el sueño, malestar estomacal, boca seca, náuseas, mareos y fatiga.

Los que experimentan ansiedad y estrés extremo o crónico podrían tener problemas mayores. La ansiedad y el estrés son dos de los factores más comunes que contribuyen a una serie de problemas de salud. Así que es importante manejar esta condición, y muchas personas han encontrado los remedios naturales muy eficaces.

Aquí están 6 de los mejores remedios caseros para la ansiedad

1. manzanilla

La manzanilla ayuda a calmarte y alivia la ansiedad. Según un estudio de 2009 publicado en el Journal of Clinical Psicofarmacología, la manzanilla (Matricaria retutica) puede ayudar a reducir los síntomas de ansiedad en las personas que sufren de leves a moderados trastorno de ansiedad generalizada. Asimismo, promueve la relajación y somnolencia debido a su efecto de sedante suave.

Coloque de dos a tres cucharaditas de manzanilla seca, preferiblemente manzanilla alemana, en una taza de agua caliente durante tres a cinco minutos. Colar y, si lo desea, agregue miel y canela al mismo. Beba este té un par de veces al día durante un mes o hasta que vea una mejora.
Otra opción es tomar esta hierba en forma de suplemento. Consulte a su médico para obtener la dosis adecuada. Los adultos generalmente pueden tomar de 400-1.600 mg cápsulas en dosis divididas al día, o tres y cincuenta y nueve ml de extracto líquido tres veces al día.

2. Naranjas

El olor que sale de las naranjas y cáscaras de naranja ayuda a calmar los nervios. Por otra parte, las fragancias cítricas se cree que ayudan a combatir la depresión y aumentar la inmunidad.

Simplemente pelar una naranja e inhalar su aroma puede ayudar a elevar su estado de ánimo. Para obtener mejores resultados, puede poner unas cáscaras de naranja en una cacerola con agua y dejar que se cocine a fuego lento. Inhale el olor refrescante para acabar con su ansiedad. Repita según sea necesario.
También se puede beber una taza de jugo de naranja mezclado con una cucharadita de miel y una pizca de nuez moscada en polvo. Beba diariamente por unos días o semanas.

3. Romero

El Romero es otro remedio casero popular para la ansiedad debido a su efecto calmante. Además, estimula la circulación, relaja los músculos respiratorios y digestivos, y tiene un efecto positivo sobre la memoria y el estado de alerta.

Añada una o dos cucharaditas de romero seco a una taza de agua caliente. Deje reposar durante unos 10 minutos, y luego cuele. Beber este té todos los días hasta que esté satisfecho con los resultados.
También puede utilizar incienso de romero o añadir unas gotas de aceite esencial de romero en un difusor de aromaterapia o vaporizador.

4. Lavanda

La Lavanda induce a la relajación y alivia la depresión. Tiene un efecto calmante y relajante sobre el sistema nervioso debido a sus componentes bioactivos tales como linalol y acetato de linalilo.

Los estudios también indican que puede ser útil para reducir la ansiedad, pero se necesita más investigación para sacar conclusiones acerca de los trastornos de ansiedad clínicos.

Hervir dos tazas de agua, agregue dos a cuatro gotas de aceite esencial de lavanda a la misma, e inhalar el vapor para aliviar la ansiedad. Repita según sea necesario.
Alternativamente, mezclar tres o cuatro gotas de aceite de lavanda en una cucharadita de aceite de almendras, aceite de oliva o el aceite base. Utilizarlo como un aceite de masaje en el cuello, espalda y hombros. Repita todos los días o varias veces a la semana hasta que su condición mejore.

5. La nuez moscada

La nuez moscada es una especia aromática que promueve la relajación, combate la depresión y funciona como un relajante muscular. Por lo tanto, es ideal para el tratamiento de la ansiedad, el estrés y la depresión. También se cree que sirve para ayudar a mejorar la calidad del sueño.

Basta inhalar el olor de aceite de nuez moscada para elevar su estado de ánimo y reducir el agotamiento cerebral. También puede agregar un cuarto de cucharadita de nuez moscada en polvo en la comida de manera regular.

Nota: No se recomienda el uso excesivo de la nuez moscada, especialmente para aquellos que tienen condiciones psiquiátricas.

6. Bálsamo de limón

Bálsamo de limón, un miembro de la familia de la menta, funciona como un relajante y un tónico nervioso suave. Por lo tanto, se ha utilizado durante siglos para reducir la ansiedad, estimular el sueño y mejorar el apetito. Puede combinarlo con la valeriana, el té verde, lavanda, hierba gatera u otras hierbas.

Coloque una cucharadita de bálsamo de limón seco en agua caliente durante 10 a 15 minutos. Asegúrese de que la olla del té esté cubierta de manera que los aceites aromáticos no se escapen. Beba una taza de este té antes de ir a la cama durante un par de semanas. No lo tome por más de dos semanas a la vez.
Otra opción es tomar esta hierba en forma de suplemento. En general, se sugiere tomar cápsulas de 400 mg dos veces al día. Consulte a su médico para obtener la dosis adecuada para satisfacer sus necesidades.

Revisa aquí el mejor tratamiento natural para curar la ansiedad.

Share
Esta entrada fue publicada en remedios caseros ansiedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *